sanidadpublica.es.

sanidadpublica.es.

¿Cómo prevenir la osteoporosis en mujeres mayores?

¿Cómo prevenir la osteoporosis en mujeres mayores?
La osteoporosis es una enfermedad esquelética que se caracteriza por la disminución de la densidad ósea y el deterioro de la microarquitectura del tejido óseo, lo que aumenta el riesgo de fracturas. Es más común en mujeres mayores debido a los cambios hormonales que ocurren después de la menopausia. Afortunadamente, hay medidas que se pueden tomar para prevenirla y reducir su riesgo.

La importancia de la nutrición

La nutrición juega un papel crucial en la prevención de la osteoporosis. Es importante asegurarse de que estás obteniendo suficiente calcio y vitamina D en tu dieta. El calcio es un mineral esencial para la salud ósea, y la vitamina D ayuda a tu cuerpo a absorber el calcio. Las fuentes ricas en calcio incluyen la leche, el yogur y el queso, así como las verduras de hojas verdes y los frutos secos. La luz solar es también una fuente importante de vitamina D.

Suplementos

Si tienes dificultad para obtener suficiente calcio y vitamina D de tu dieta, considera tomar suplementos. Habla con tu médico para determinar qué tipo y cantidad de suplementos son los adecuados para ti. Asegúrate de no exceder la cantidad recomendada, ya que demasiado calcio puede ser perjudicial.

Ejercicio físico

El ejercicio físico regular puede ayudar a prevenir la osteoporosis al aumentar la densidad ósea. El tipo de ejercicio que hagas dependerá de tu capacidad física y preferencias personales. Las actividades de impacto, como correr, saltar y bailar, son particularmente beneficiosas para la salud ósea. Sin embargo, si tienes problemas de movilidad debido a la edad o lesiones previas, actividades de bajo impacto como caminar, nadar o hacer yoga también pueden ser útiles.

Fortalecimiento muscular

Además de actividades aeróbicas, también es importante incorporar ejercicios de fortalecimiento muscular en tu rutina de ejercicio. El fortalecimiento de los músculos ayuda a soportar el peso de tu cuerpo y reduce el riesgo de caídas y lesiones. Los ejercicios de resistencia, como el entrenamiento con pesas o el uso de bandas de resistencia, son una forma efectiva de fortalecer los músculos.

No fumar

El tabaquismo es perjudicial para muchos aspectos de la salud, incluida la salud ósea. Fumar inhibe la absorción de calcio en el cuerpo y aumenta la producción de radicales libres, que pueden dañar el tejido óseo. Además, fumar también aumenta el riesgo de sufrir una caída que resulte en una fractura.

Moderar la ingesta de alcohol

El consumo excesivo de alcohol puede aumentar el riesgo de osteoporosis al interferir con la capacidad del cuerpo para absorber calcio y limitar la capacidad del hígado para producir vitamina D. Se recomienda que las mujeres mayores limiten la ingesta de alcohol a no más de una bebida al día.

Exposición al sol

La exposición al sol es una fuente importante de vitamina D, que es esencial para la salud ósea. Para obtener suficiente vitamina D de la luz solar, se recomienda pasar 15-20 minutos al día al sol sin protector solar. Sin embargo, es importante evitar la exposición prolongada al sol sin protección solar, ya que esto aumenta el riesgo de cáncer de piel.

Buenas prácticas en la seguridad en el hogar

Las caídas son una de las principales causas de fracturas en mujeres mayores. Para reducir el riesgo de caídas en el hogar, es importante tener en cuenta la seguridad en el hogar. Esto puede incluir medidas como asegurarse de que los pasillos y escaleras están libres de obstáculos, usar zapatos con suela antideslizante y tener iluminación adecuada en todas las áreas de la casa.

Conclusión

En resumen, hay muchas medidas que puedes tomar para prevenir la osteoporosis en mujeres mayores. Asegúrate de obtener suficiente calcio y vitamina D de tu dieta y, si es necesario, de suplementos. Incorpora ejercicio físico regular en tu rutina, incluyendo actividades de impacto y fortalecimiento muscular. Evita fumar y moderar la ingesta de alcohol. También es importante tener en cuenta la seguridad en el hogar para reducir el riesgo de caídas. Al tomar estas medidas, puedes ayudar a mantener tus huesos fuertes y saludables a medida que envejeces.