sanidadpublica.es.

sanidadpublica.es.

Cuidados básicos para mantener tu salud dental

Cuidados básicos para mantener tu salud dental

La salud dental es crucial para nuestro bienestar general y puede afectar nuestra capacidad para comer, hablar y sentirnos seguros en nuestras interacciones sociales. Sin embargo, muchas personas no le dan la atención necesaria a su salud bucal y esto puede derivar en problemas graves. Aquí revisaremos los cuidados básicos para asegurarnos de mantener una buena salud dental.

Higiene bucal diaria

El primer paso para cuidar tus dientes es tener una buena higiene bucal. Esto significa cepillarte los dientes dos veces al día con una pasta dental que contenga flúor y usar hilo dental al menos una vez al día. El cepillado debe durar al menos dos minutos y debes cepillar suavemente todas las superficies de los dientes, incluyendo la lengua.

Es importante cambiar tu cepillo dental cada tres meses, o antes si las cerdas están desgastadas, para asegurarte de que puedas limpiar tus dientes de manera efectiva. Además, utiliza una herramienta para raspar tu lengua y liberarla de los residuos que pueden causar halitosis.

Dentista

Otro elemento crítico para mantener una buena salud bucal es visitar a un dentista regularmente. Los expertos recomiendan hacerlo al menos dos veces al año para una limpieza y chequeo de tus dientes. Al hacer esto, cualquier problema que pueda estar surgiendo en tu boca se puede detectar tempranamente, antes de que se convierta en un problema mayor.

De hecho, muchos problemas dentales como las caries pueden ser tratados con éxito si se detectan a tiempo. Si no se tratan, sin embargo, es posible que sean necesarias extracciones, obturaciones o incluso procedimientos de canal de raíz.

Alimentación

Los alimentos que comemos también pueden afectar nuestra salud dental. Comer alimentos azucarados y almidonados con frecuencia contribuye a la formación de placa en los dientes, un depósito pegajoso donde se acumulan bacterias. Las bacterias crean ácido que puede dañar el esmalte dental y causar caries.

En lugar de alimentos azucarados y almidonados, se recomienda comer una dieta rica en frutas, verduras y proteínas magras. Además, beber suficiente agua es importante para mantener la boca húmeda y eliminar los riesgos de infección.

Uso de productos dentales auxiliares

Además del hilo dental, hay otros productos dentales que pueden ayudar a mantener una buena salud bucal. El enjuague bucal, por ejemplo, puede mejorar la salud de tus encías y reducir la placa. También hay muchos tipos diferentes de cepillos de dientes, desde los eléctricos hasta los que tienen cabezas pequeñas, para satisfacer todas las necesidades.

Si tienes problemas específicos, como dientes sensibles o encías sensibles, hay productos que pueden ayudarte. Probablemente el dentista te recomendará productos específicos dependiendo de tus necesidades.

Evita la tentación de fumar

Fumar es malo para la salud general de una persona, pero también tiene un impacto negativo en la salud dental. El tabaco puede causar manchas en los dientes y la lengua, y también puede aumentar la probabilidad de enfermedades de las encías. Fumar puede retrasar la curación después de una operación dental y aumentar el riesgo de infección.

Cuida tus dientes para toda la vida

A medida que envejezcas, es aún más importante cuidar tus dientes y seguir visitando al dentista con frecuencia. Los dientes más viejos pueden volverse más sensibles, lo que significa que necesitarás tratamientos especiales para mantenerlos saludables. Además, tus encías también pueden sufrir enfermedades periodontales, lo que puede causar una inflamación crónica que debilita los huesos y el tejido que te sostiene los dientes.

En síntesis, hay muchos pasos que puedes tomar para mantener una buena salud bucal. La higiene bucal diaria y visitar al dentista regularmente son dos de las cosas más importantes que puedes hacer. También es esencial comer una dieta equilibrada que no promueva la placa bacteriana y evitar fumar tabaco. Si tienes problemas, no dudes en buscar la opinión de un dentista o un especialista en el cuidado dental. Cuida tus dientes ¡para toda la vida!