sanidadpublica.es.

sanidadpublica.es.

Terapias alternativas en la mejora de la salud mental: ¿qué funciona y qué no funciona?

Terapias alternativas en la mejora de la salud mental: ¿qué funciona y qué no funciona?

La salud mental es uno de los temas más importantes y complejos en la medicina moderna. La psicología y la psiquiatría han desarrollado durante décadas distintas terapias y tratamientos farmacológicos para tratar diversos trastornos mentales. Sin embargo, cada vez surgen más terapias alternativas que prometen mejorar la salud mental de una forma más natural y menos invasiva. Pero, ¿qué funciona y qué no funciona en las terapias alternativas para la salud mental?

Terapias alternativas populares para la salud mental

Acupuntura

La acupuntura ha sido una terapia alternativa popular para aliviar el dolor, pero cada vez más pacientes la consideran una posible vía de tratamiento para trastornos mentales. Aunque no hay demasiados estudios científicos sobre la efectividad de la acupuntura para la salud mental, algunos pequeños estudios han encontrado que la acupuntura puede mejorar síntomas como la ansiedad y la depresión.

Medicina herbaria

La medicina herbaria es otra terapia alternativa popular para tratar la salud mental, y se basa en el uso de sustancias naturales para mejorar el estado de ánimo y reducir la ansiedad y la depresión. Aunque algunos estudios científicos han encontrado resultados contradictorios, algunos pacientes han reportado beneficios significativos en el uso de hierbas para tratar ciertos trastornos mentales.

Meditación

La meditación es una práctica que ha ganado popularidad en los últimos años como una forma de reducir el estrés y mejorar el bienestar emocional. La meditación está fuertemente respaldada por la comunidad científica como una intervención eficaz en la reducción del estrés y la ansiedad, y algunos estudios también han encontrado que puede mejorar síntomas depresivos.

Hipnosis

La hipnosis es una terapia alternativa que implica entrar en un estado de trance hipnótico para acceder al subconsciente y tratar problemas emocionales y mentales. Aunque hay pocos estudios que avalen la efectividad de la hipnosis, algunos médicos y terapeutas recomiendan la hipnosis como una terapia adicional para tratar la ansiedad, el stress y otros trastornos mentales.

Yoga

El yoga es una disciplina física y mental que se originó en la India y que se está extendiendo rápidamente como una terapia alternativa para la salud mental. Varios estudios han encontrado que el yoga puede mejorar el manejo del estrés y reducir la ansiedad y la depresión.

Qué funciona en las terapias alternativas para la salud mental

En general, hay evidencia empírica de que algunos tipos de terapias alternativas pueden funcionar para mejorar la salud mental de ciertos individuos. Las que han recibido más atención médica son la meditación y el yoga. Estas dos terapias han demostrado científicamente su utilidad con un gran número de estudios que los respaldan.

La meditación es especialmente capaz de reducir la ansiedad, el estrés y la depresión, y ha sido avalada para tratar incluso trastornos más graves como el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y el trastorno obsesivo-compulsivo. Asimismo, el yoga se ha demostrado eficaz para reducir los síntomas de ansiedad, depresión y stress en una amplia variedad de pacientes. Además, gracias a su combinación de práctica física y mental, el yoga también puede ayudar a mejorar la capacidad general de una persona para afrontar la vida diaria, con lo que las personas que realizan yoga encuentran un aumento en la autoestima y un mayor control de sus emociones.

Qué no funciona en las terapias alternativas para la salud mental

Por otro lado, hay varios tipos de terapias alternativas que no cuentan con evidencia científica de su utilidad. A pesar de que existen defensores que los promocionan, éstos no pueden ofrecer pruebas empíricas para demostrar que estas terapias realmente mejoran la salud mental.

La acupuntura y la medicina herbaria son un par de ejemplos. A pesar de que algunas investigaciones han encontrado que la acupuntura puede ayudar a reducir la ansiedad y la depresión, estas investigaciones son a menudo de baja calidad y no se han replicado con éxito, lo que sugiere que la efectividad de la acupuntura como una terapia alternativa para la salud mental puede ser limitada. De forma similar, aunque algunas hierbas pueden ser útiles para mejorar la salud mental, los estudios científicos que respaldan estos beneficios no son concluyentes y, por lo tanto, su utilidad sigue siendo cuestionable.

Conclusión

Como médico epidemiólogo, es importante entender que no todas las terapias alternativas para la salud mental son iguales. Mientras que algunas terapias, como la meditación y el yoga, tienen un respaldo científico sólido y una larga lista de beneficios para la salud mental, otras terapias como la acupuntura y la medicina herbaria, siguen siendo cuestionables, con evidencia empírica insuficiente para respaldar su eficacia.

Por lo tanto, es importante que los pacientes hablen con sus médicos y psicólogos sobre las terapias alternativas que están considerando y consideren sólo aquellas que han demostrado ser efectivas. Además, es importante recordar que las terapias alternativas no deben ser el único tratamiento para la salud mental, sino que deben ser consideradas como complementos útiles al tratamiento convencional.